¿De qué hablamos cuando hablamos de sexo, ser sexual, acto sexual o sexualidad?.

Es trascendental establecer un punto de referencia sobre el asunto en materia, ya que al expresar o escuchar palabras como sexo, acto sexual, sexualidad o ser sexual podemos tener interpretaciones bien diferentes al respecto, ya sea por nuestras experiencias, la cultura, lo que nos han enseñado o lo que hayamos escuchado en alguna conversación y hemos procesado e incorporado en ideas propias. A estas cualidades se les conoce como competencias comunicativas (Kerbrat-Orecchion, 1986), ya que dentro del esquema de comunicación, el código (en este caso particular, la lengua española escrita) no es garantía para que haya un entendimiento satisfactorio entre partes. Así, en orden de tener un intercambio optimo, el mínimo viable es definir que significan esas palabras para cada uno, sin la intención de querer llegar a una definición totalizadora de los signos, sino proponer un marco de comprensión entre los participantes de la conversación que buscamos establecer. Esta relación inicial será imprescindible para la interpretación de los contenidos futuros distribuidos a través de los distintos medios donde converja nuestra comunicación.

Para entender con claridad la perspectiva que proponemos frente a este grupo de significantes, es clave que estés al tanto: 1, que nuestra exposición se centra en el Ser Humano, que si bien en nuestro planeta hay un sin número de seres y criaturas, al referirnos a ser o seres, estaremos hablando dentro del ámbito de lo humano; y 2, que somos afectos a ver y relacionarnos con el sexo, el acto sexual, la sexualidad o el ser sexual en diferentes planos y magnitudes, que aunque diseccionados para dar una explicación coherente, estos son parte de un sistema integrado.

Al ser seres complejos, la sexualidad no está ubicada en un solo lugar, ni puede ser definida bajo una visión única o un singular dictado, en cambio es plurimanifestal, abarca muchas de nuestras dimensiones. Las facetas a las cuales somos más adyacentes son: la corporal, la biológica, la neuropsicológica, la psicológica, la energética, la espiritual, la social y la política.

Por lo tanto, antes de empezar a desglosar los significados de sexo, acto sexual, sexualidad o ser sexual, nos interesa que percibas que estos cuatro ejes están supeditados de manera sustancial dentro de nuestra perspectiva teórica a una turbina primigenia conforme denominamos: Energía Sexual o Energía de la creación y la creatividad, la cuál es el origen, punto de partida y marco más global de nuestro discurso.

 

Energía Sexual
o Energía de la creación y la creatividad.

La existencia es un canto-danza de encuentros infinitos y variados entre esto y lo otro, entre aquellos y estos, produciendo y reproduciendo múltiples expresiones en cada encuentro, estas demostraciones son conducidas por una energía fundante que lo impregna todo: la energía de la creación y la creatividad o energía sexual, la cuál posee sus propios componentes y nos daremos la oportunidad de profundizar en otra ocasión.

Dentro de nuestro panorama, esta energía es la fábrica de toda existencia y sus manifestaciones, por ende es la vibración profunda que impregna toda forma de vida, incluso la biológica. Es la fuerza vital, la pulsión que nos lleva a buscar, unir, encontrar, crear. Es la oscilación sutil que impulsa todo, que mueve todo. Esta pulsación es en si misma el origen y la manifestación. Por ella somos, existimos, nos expresamos, nos vinculamos y creamos. Es por esta energía sexual de la creación y la creatividad que somos sexo, acto sexual y sexualidad.

 

 Sexo

 Cuando hablamos de sexo desde Sextima, estamos advirtiendo a la manifestación arquetípica-simbólica de la energía sexual en el cuerpo físico-biológico, la cuál involucra los genitales, al uso motor de ellos (coito), la reproducción humana y los órganos comprometidos. Por lo tanto hacemos mención a la condición fisionómica que nos distingue corpóreamente entre machos, hembras e intersexuales; al conjunto de órganos sexuales y características sexuales secundarias que se manifiestan en un cuerpo, ó a las funciones motor-biológicas resultado de su utilización.

  • Cromosomas XY o XX
  • Genitales externos: (Monte de venus, labios mayores, labios menores, clítoris, vulva, escroto, pene)
  • Genitales internos: (Vagina, útero, trompas uterinas, ovarios, próstata, vesícula, uretra, etc)
  • Características sexuales secundarias (senos, vello facial, manzana de adán, timbre de voz)
  • Coito
  • Reproducción

Antes de seguir, nos parece preciso clarificar que cuando citamos términos tales como hembra o macho, hacemos referencia al cuerpo biológico de los seres; al hablar de mujeres u hombres, hacemos alusión al género de la persona; y al mencionar energía femenina o energía masculina nos estamos refiriendo a una cualidad energética propia tanto de hembras y machos, mujeres y hombres, intersexuales y transexuales, etc., en conclusión, de todos los seres independiente de su sexo o género.

 

Acto Sexual

 Si la energía sexual es nuestro origen-propulsor y la existencia es una danza de encuentro infinitos motivados por esta energía fundante, cada acto que desencadenemos estará impregnado de esta huella mnémica. Por lo tanto la longitud al hablar de acto sexual es una dimensión mucho más amplia que el acto coital, vocablo con el cual se tiende a reducir los actos sexuales a una de sus facetas pero sujetándolo a una nimiedad en comparación de su volumen, en orden de tener control y dar manejo estructural y comprensivo, pero, empobreciendo no sólo la proporción del significante, sino la medida de nosotros mismos como seres sexuales. De tal modo, cuando aludimos a acto sexual hacemos referencia al encuentro entre “algos” y esos “algos” pueden ser interpretados por: personas, objetos, energías, ideas y otros varios.

Algunas características descriptivas para el acto sexual:

  • Todo encuentro entre “algos” es un acto sexual de alguna manera, en un nivel u otro de intimidad o superficialidad, de corporalidad o de psique, energético o material.
  • No todo acto sexual incurre en la intimidad física o en la copulación genital entre seres.
  • El acto sexual es un derivado proveniente de la energía sexual que jala al encuentro del otro, este resultante tiene infinitos matices, reproducciones y aplicaciones.
  • Un acto sexual, visto como el encuentro entre “algos”, siempre producirá un nuevo “algo” o diversos “algos”. Ej: El encuentro entre un cable y el tomacorriente permitirá el flujo de energía eléctrica. El encuentro de una idea mental con un cuerpo físico permitirá a esa idea materializarse. El encuentro entre dos amigos producirá risas y abrazos. El encuentro entre dos átomos de hidrogeno y uno de oxigeno producirá agua, etc.

El encuentro y unión entre “algos” puede suceder a diferentes niveles, pero nosotros desde Sextima nos centramos actualmente en:

A nivel individual:

  • El encuentro conmigo mismo
  • Los tipos y niveles de relación que tengo conmigo mismo
  • El encuentro entre las energías que me habitan.

A nivel social:

  • El encuentro entre personas, seres, individuos o sujetos (ver gráfica).
  • Los distintos tipos y niveles de encuentro que pueden desarrollarse entre personas, seres, individuos o sujetos.
  • La interacción entre energías en personas, seres, individuos o sujetos.

 

Sexualidad

La sexualidad es la dimensión más amplia de nuestro discurso ya que esta va más allá de la genitalidad en un cuerpo y el uso de estos instrumentos en un acto motriz (coito o masturbación).

Aunque la sexualidad incluye la anatomía sexual o genital (órganos sexuales), su operación motriz y el sexo biológico (macho, hembra, intersexual), la sexualidad se explaya por muchos más territorios invitando a preguntarnos quiénes somos como personas, seres, individuos o sujetos abarcando distritos como el género: (la identidad de sexo, mujer, hombre, transgénero, etc.), la orientación sexual (heterosexual, homosexual, bisexual), la identidad sexual (cómo nos sentimos respecto a nuestro género u orientación sexual), la identidad corporal (La relación y sentimientos respecto a nuestro cuerpo, su desnudez, sus formas y su estética), nuestra expresión sexual y comunicativa (la forma en que hablamos, nos vestimos, gesticulamos.); los medios cómo ejercemos control, seducción, erotismo y poder (como tratamos y nos relacionamos con los demás); las relaciones con el deseo, el placer, el disfrute, el clímax, lo bello, las fijaciones eróticas (fetichismos); las dinámicas energéticas que poseemos (energía femenina y masculina, chacras); las conjunciones con los roles y símbolos sociales; la manera en que nos garantizarnos por un lado vínculo y por otro supervivencia; y como se estructura y cambia nuestro organismo a lo largo del tiempo.

Como pueden notar, la sexualidad es una dimensión abundante para nosotros, pero podríamos intentar resumirla de la siguiente manera: Si el sexo corresponde a nuestra biología, la sexualidad corresponde al “como” nos relacionamos y establecemos vínculos primero con nosotros mismos y luego con los demás.

la sexualidad corresponde al “como” nos relacionamos y establecemos vínculos primero con nosotros mismos y luego con los demás.

Mirémoslo a los ojos de un ejemplo en un ámbito laboral:

Si la energía sexual nos impulsa a la generación-búsqueda de un encuentro (acto sexual), y este encuentro por decir se establece en un marco social-laboral, a la sexualidad le atañería el “como” voy a desarrollar ese encuentro. Aquí es conveniente resaltar que el “como” me voy a relacionar tiene sus fundamentos en un eje transversal, el reconocimiento por un lado de quién soy yo y por otro quién es el otro. En esta situación en particular el quién soy yo es un pre-conocimiento adquirido que se retroalimentará, mientras que quién es el otro es una información que adquiriremos in situ y desarrollaremos a medida que evolucione la relación.

Para que este encuentro con el otro se lleve acabo, nuestro sistema perceptual hace un discriminación de nuestra propia sexualidad y buscar discernir la del otro con base a los distritos mencionados previamente:

  • Biológico. (¿Soy macho, hembra o intersexual?, ¿Es el otro macho, hembra o intersexual?)
  • Género (¿Soy niño, niña, hombre, mujer, transgénero?, (¿Es el otro un niño niña, hombre, mujer,intergenero?)
  • Orientación Sexual (¿Soy heterosexual, homosexual, bisexual?, ¿Es el otro heterosexual, homosexual, bisexual?)
  • Ejercicio de poder (¿Es él mi jefe? ,¿Soy yo su jefe?, ¿Tenemos el mismo cargo?, ¿Pertenece a otra área?)
  • Como elegimos expresarnos (¿Estoy vestido para la ocasión?, ¿Cómo esta vestida la otra persona?, ¿Qué tipo de palabras debo usar en esta conversación?, ¿Qué lenguaje usa el otro?)

Y así sucesivamente vamos haciendo un rastreo a una velocidad increíble sobre cada uno de esos distritos, para inmediatamente asociarlos a pre-conceptos sujetos que tengamos sobre cada uno de ellos.

El discurso interno imaginémonos, podría ir algo así:

  • Soy una mujer biológicamente hablando, porque tengo senos y el cabello largo, y el es un hombre biológicamente hablando porque su contextura es cuadrada y de voz más osca que la mía, pero a pesar de que su biología me demarca que es un hombre, por sus ademanes puedo distinguir que es homosexual, y es algo que no puedo tolerar, ser homosexual va en contra de mis principios, a parte un hombre-hombre no se supone use esos colores en la ropa, ni se exprese de esa manera, pero es mi jefe, ¡oh por dios!, ¿”cómo” voy a manejar esta situación?, a parte se nota que es una persona muy preparada por el tipo de palabras que está usando, pero lo hacen ver tan snob, etc.

Para luego elegir dentro del marco de herramientas que poseo, “como” comportarme frente a la situación y evocar.

  • Ella podría retirarse, pero al tomar en consideración que es su jefe entonces podría decidir prestarle atención y sonreír superficialmente así esté incomoda producto de sus preconceptos; o dejar que la rabia le consuma y manifestar en un acto de coraje -no puedo trabajar con personas así-, o posiblemente decidir quedarse escuchar y ver que tiene el otro para contarle y compartir.

Las posibilidades del “como” comportarnos a un nivel consiente parecen ser infinitas, pero en una capa menos visible, los modos “como” reaccionamos al manifestar la relación, están subordinados a programaciones en el subconsciente y el inconsciente, dejándonos un campo de acción muy pequeño al momento de actuar. Cambiar estos patrones de vinculación son un proceso largo y toman tiempo, práctica y paciencia, ya que están establecidos en los procesos neuroquímicos de nuestro cerebro.

Otras características descriptivas de la sexualidad:

  • También es importante resaltar que la sexualidad es una elección.
  • La sexualidad muta a lo largo de nuestra vida.
  • La sexualidad se ejerce, requiere exploración, experimentación y búsqueda.
  • La sexualidad es innata a cada individuo, o sea es propia, pero también está sujeta a la educación, las experiencias, la cultura, entre otras.

 

Seres Sexuales

Todo esto nos lleva a reconocer que somos seres sexuales, seres que está impregnados por una energía fundante, la energía de la creación y la creatividad (energía sexual). Esta energía se manifiesta en nuestra biología (sexo), pero también nos impulsa encontrarnos con el otro o los otros (acto sexual) y el modo en como llevamos acabo y desarrollamos ese encuentro con base en el reconocimiento y la exploración propia y del otro, es lo que llamamos sexualidad.

 

 

Esperamos este artículo inicial de cómo interpretamos desde Sextima los vocablos núcleo de nuestra alocución, te permitan comprender mucho mejor de que estamos hablando cuando nos referimos a sexo, acto sexual, sexualidad o ser sexual. Muchas gracias por escucharnos y leernos, pero para que esta conversación sea enriquecedora para ambas partes y así podamos crecer y nutrirnos juntos, cuéntanos, para ti qué significado tienen estos términos: sexo, acto sexual, sexualidad o ser sexual?. Envíanos un texto, una imagen o un video y así, escuchar tu opinión sobre este universo vasto que somos como seres sexuales.

 

 

Glosario:

  • Acto Sexual: hacemos referencia al encuentro entre “algos”, esos “algos” pueden ser interpretados por: personas, objetos, energías, ideas y otros varios.
  • Cisgénero: es el término utilizado para describir a las personas que tienen un género que la sociedad considera adecuado para el asignado acorde a su sexo físico (Es.asexuality.org, 2017).
  • Energía femenina y masculina: nos estamos refiriendo a una cualidad energética propia tanto de hembras y machos, como de mujeres y hombres.
  • Energía Sexual: También reconocida como energía de la creación y la creatividad, es la energía fundante y vital que impregna toda forma de vida, incluso la biológica, dándole impulso y movimiento. Por ella somos, existimos, nos expresamos, vinculamos y creamos.
  • Género: La identidad de sexo que uno siente que sería independiente de su sexo biológico.
  • Hembra: hacemos referencia al cuerpo biológico que tiene una carga cromosómica XX y que puede poseer órganos genitales y reproductivos tales como vagina, útero, trompas uterinas, etc.
  • Intergénero: es una identidad de género que describe a una persona que no se considera a sí misma cisgénero pero puede ser una mezcla de géneros, agénero, generofluido, o estar en otro lugar en el espectro del género, Tiene una identidad de género que se autodefine como raro o no normativo, relacionado  generalmente para las identidades no binarias de género (Es.asexuality.org, 2017).
  • Hombre: hacemos referencia a una construcción de género, vinculado a ciertos comportamientos, roles y características, definidos por el individuo, su cultura y contexto circundante. Generalmente supeditados a una manifestación predominante de cualidades definidas dentro del marco de lo masculino.
  • Individuo: Es el sujeto único y singular dentro de un sistema mayor, estos sistemas pueden ser: la familia, la escuela, la sociedad, la ciudadanía, etc.
  • Intersexual: Ser que en su constitución biológica conjuntamente presenta caracteres y organos sexuales masculinos y femeninos.
  • Macho: hacemos referencia al cuerpo biológico tiene una carga cromosómica XY y que puede poseer órganos genitales y reproductivos tales como escroto, pene, vesícula, uretra, etc.
  • Mujer: hacemos referencia a una construcción de género, vinculado a ciertos comportamientos, roles y características, definidos por el individuo, su cultura y contexto circundante, Generalmente supeditados a una manifestación predominante de cualidades definidas dentro del marco de lo femenino.
  • Persona: es el ser que ha desarrollado una conciencia de si mismo, una personalidad (phersu, personaje) y un modo de interrelacionarse con su entorno con base a los constructos sociales, culturales, biológicos, psíquicos y ambientales que este ser ha interpretado desde su singularidad.
  • Ser: Es la energía natural, intrínseca y permanente que existe y tiene realidad a través de un cuerpo, independiente de los constructos sociales, culturales, biológicos, psíquicos y ambientales de su contexto.
  • Ser Sexual: Es el Ser impregnados por su energía fundante, la energía de la creación y la creatividad (energía sexual). Poseedor de un sistema que evoca y expresa esa manifestación energética a nivel físico (sexo). Está compelido a encontrarse con otros por esta pulsión energética (acto sexual) y el modo en como lleva a acabo y desarrolla ese encuentro será con base en el reconocimiento y la exploración propia y del otro (sexualidad).
  • Sexo: hacemos mención a la condición fisionómica que nos distingue corpóreamente entre machos y hembras, al conjunto de órganos sexuales que se manifiestan en un cuerpo o las funciones motor-biológicas resultado de su utilización.
  • Sexualidad: corresponde al “como” nos relacionamos y establecemos vínculos supeditados a una serie de distritos y variables de nuestra biología, psique, constructos sociales, políticos y energéticos, esta es una elección, se ejerce, requiere exploración, experimentación y búsqueda.
  • Sujeto: Es el ser en relación a los constructos sociales, culturales, biológicos, psíquicos y ambientales a los que se encuentra sujeto.
  • Transgénero: categoría de la identidad de género en referencia a una persona cuya identidad de sexo difiere del sexo biológico (Es.asexuality.org, 2017).

 

Bibliografía

  1. Kerbrat-Orecchioni, C. (1986). La enunciación. De la subjetividad en el lenguaje. Buenos Aires: Hachette.
  2. Es.asexuality.org. (2017). AsexualpediA. [online] Available at: http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=P%C3%A1gina_principal [Accessed 15 Oct. 2017]

 

 

About Daniel Andrés Mora Lugo

Fundador y creador de Sextima.co. Licenciado en pedagogía, terapéuta pedagógico, former director creativo, meditador vippasana, tallerista, viajero, former estudiante y profesor del Centro de Estudios CasaOcho. Ha centrado su investigación en entender la relación que hay entre autoestima, las relaciones significativas y las narrativas no coercitivas de sexualidad con la aparición de las distintas manifestaciones de la violencia intra e interpersonal, de ese modo, poder desarrollar estrategias pedagógicas que favorezcan su reducción.