El contacto físico es una de nuestras necesidades básicas más importantes después de la alimentación, beber líquidos, respirar, orinar, defecar o dormir, y a su vez al solventarla, otras necesidades básicas inmediatamente se ven satisfechas (seguridad, vínculo, reconocimiento, estima, supervivencia, etc.). Lastimosamente y sistemáticamente es una de las necesidades de la cual somos más privados socialmente. Está privación nos hace entrar en carencia crónica coercinándonos a tratar de resolverla agresivamente, pero al no obtenerla nuevamente, nos obliga a la búsqueda de sustitutos que nunca van a llenar la necesidad verdaderamente; ya que el hambre se soluciona comiendo, el sueño durmiendo, respirar respirando y el contacto físico con contacto físico. Pero cuando no obtenemos satisfacción a nuestras necesidades somatosensorias (y a todas las necesidades anexas a esta necesidad básica), ¿Qué hacemos?. Bueno, este programa de seis círculos te entregará esa información y así reconciliarnos con nuestro placer somatosensorio para recibirlo y entregarlo.

Pero esto, no se queda sólo en una situación individual, el impacto social de esta privación es enorme. Nuestro tejido social citadino, es un tejido endeble e inconsistente producto de esta expropiación. Dando como resultado realidades sociales de inseguridad, corrupción, soledad, distanciamiento, individualidad, etc. Comportamientos que reafirman, profesan y prolongan las objetividades que les suscitan.

Este estado recio de ciudades que hemos gestado ha sido nuestra responsabilidad. Es por ello, que desde @sextima.co nos hemos dispuesto a la tarea de analizar cuales han sido las causas fundamentales de tal disociación ciudadana, política y humana que nos hemos provisto cotidianamente para repararle desde lo más elemental -nuestro cuerpo y el cariño que desde esta corporalidad se puede manifestar-. y así, tejer los vínculos necesarios, primero entre nosotr@s mism@s y luego entre habitantes conocidos y desconocidos, interdependientes; residentes o visitantes de una ciudad y vida que nos corresponde a tod@s.

Fecha de Inicio:
Martes 23 de Abril

Programa dirigido a:  Seres Human@s
Ubicación: 
Carrera 101 #12-11, Bogotá. Ver en google maps.

Horario: Martes 7:30 p.m.
Cantidad de Círculos: 6
Intensidad Horaria:
 1:30 horas por semana
Intensidad Horaria Total: 9 horas

Valor: $150.000 (Programa completo / 6 Círculos de Cariño).
Requiere registro previo.

Objetivos de los círculos de cariño

A Nivel Personal

  1. Reconocernos y aceptarnos como cuerpos sentipensantes dadores y receptores de placer afectivo.
  2. Comprender la importancia del contacto somatosensorio en nuestra vida y en la de otros.
  3. Poseer un mapa de nuestros límites y sensibilidad explorando nuestro propio cuerpo en primera instancia (qué zonas son más placenteras a mi propio contacto, cuáles menos, cuales al tocarme de una manera u otra se vuelven incomodas y cuáles me tengo a mi mism@ restringidas).
  4. Sensibilización y adecuación a nuestra propia somatosensoriedad
  5. Manejo de la respiración
  6. Administración del contacto visual hacia nosotr@s y hacia otros.
  7. Reconocimiento y gestión de la proximia con otros cuerpos (qué tanto dejamos que un cuerpo se acerque a nosotros y en qué situaciones cambia. Qué tanto me acero a otro cuerpos y en qué situaciones cambia)
  8. Adquisición de herramientas de comunicación para informar, alertar o proteger nuestro espacio personal o integridad (física, psicológica, emocional o libidinal). (Qué tanto queremos que otro se acerque. Qué tanto nos permitimos estar cerca de otros).
  9. Re-afirmación del respeto no sólo simbólico, sino pragmático a la soberanía de otros seres humanos.
  10. Re-educación del consentimiento y maneras de gestarlo.
  11. Comprensión del lenguaje táctil para acercarnos a otros cuerpos de manera solicitada, consensuada, respetuosa, cariñosa y segura.
  12. Conocimiento de nuestros límites y sensibilidad por medio del contacto ajeno. (Qué zonas son más placenteras al contacto de otra persona, cuáles menos, cuáles al ser tocad@ de una manera u otra se vuelven incomodas y cuáles están restringidas).
  13. Construcción de nuestra propio-soberanía (física, psicológica, emocional o libidinal), auto-seguridad (autoestima) y auto-gobernabilidad para restringir, entregar, solicitar y disfrutar el placer somatosensorio propio o a través de otro (u otros).
  14. Saber gestionar la frustración cuando no obtenemos la necesidad básica de afecto físico por parte de nuestro entorno inmediato.

A Nivel Social

  1. Construcción de tejido social.
  2. Reducción de las violencias
  3. Aumento de nuestro placer somatosensorio afectuoso al reconocernos requeridos de él, saberlo solicitar y saberlo entregar tanto a conocidos, recién conocidos o desconocidos.
  4. Construcción de comunidad fuida.

Cómo se desarrollan los Círculos de Cariño

El programa círculos de cariño está compuestos de 6 sesiones, cada una con una temática en particular.

En estos se avanza progresivamente desde entender qué son los círculos de cariño, por qué existen y para qué sirven, siguiendo por el propio-reconocimiento individual sin intervención de otro cuerpo, luego al contacto visual con otras personas, luego al encuentro sin contacto, para llegar finalmente al encuentro físico cariñoso con otros cuerpos y dar inicio al ciclo nuevamente.

Paralelo a esto, se refuerza la construcción de la propio soberanía, la expresión de límites, la construcción de consenso, el respeto, las alertas de transgresión y la capacidad de responder frente a ellas.

Pero sobre todo, la aceptación y reconocimiento de ser seres merecedores de cariño somatosensorio, capaces de darlo, solicitarlo y recibirlo.

Claridades y Normas de los Círculos de Cariño

  • Este espacio no requiere, ni solicita la desnudez de sus participantes.
  • Todas las actividades se hacen con vestuario, se solicita que sea ropa cómoda y que facilite la sensibilidad del contacto propio y en su momento, el contacto consensuado del otro.
  • Nadie puede ser transgredido o abordado (en su espacio personal o corporalidad) sin su consentimiento previo y haberlo formulado de manera explicita.
  • Nadie puede transgredir o abordar a alguien (en su espacio personal o corporalidad) sin haber expresado de manera formal su solicitud y haber recibido una afirmativa.
  • Quien infrinja estas dos norma básica será retirado del espacio y se realizará un proceso de acompañamiento fuera de los círculos de cariño, para analizar que sucedió y por qué sucedió.
  • La persona que se sienta transgredida, debe alertar para que los facilitadores del espacio entren a la protección y mediación, pero si la transgresión es sin aviso previo, la persona transgredida puede reaccionar agresivamente para la protección de su integridad.
  • Como es un espacio de cariño, el cariño puede surgir entre los participantes de manera natural, pero esto no significa que vaya a ser equivalente o reciproco. Antes de hacer algo: preguntemos, solicitemos, no presionemos y esperemos una afirmativa. Reconozcamos la soberanía del otro.
  • Si hay una situación entre co-participantes dentro del espacio de cariño o fuera de él, por favor informar a los facilitadores del espacio para darle gestión y manejo. Nos interesa el bienestar de tod@s ustedes, por lo tanto, ocultar algo crónicamente, no les va a ser bien ni a ustedes, ni a nosotros. Recordemos que lo que se oculta, no se puede gestionar y aprender de él. Por tal motivo, infórmenos.
  • Si los participantes siente que somos nosotros @sextima.co, por nuestras formas de movernos en el mundo, quienes estamos transgrediendo su integridad, HÁGANOSLO saber, es tu responsabilidad cuidarte, pero también es responsabilidad de todos ponernos límites, comunicarlos, para ayudarnos a crecer.

Registrarse en el Programa:
Círculos de Cariño

He leido las políticas de uso de datos